NEWS

CHIQUITO ROMERO Y UN PARTIDO EN «MODO ROSSI» PARA GANARSE LA CONFIANZA DE LOS HINCHAS DE BOCA

Spread the love

Sergio Romero reapareció después de la final de Supercopa Argentina que Boca le ganó a Patronato donde Hugo Ibarra decidió darle la chance de atajar a Javier García. Y Chiquito volvió con todo, en un partido donde no mostró fisuras, fue clave para mantener el cero en su arco y hasta hizo recordar (¿o hizo olvidar?) a Agustín Rossi en sus mejores noches en La Bombonera.

En el primer tiempo, Defensa le entró por todos lados a la defensa (valga la redundancia) de Boca y ahí estaba el ex arquero de la Selección Argentina. Los de Vaccari le patearon 15 veces al local en esa etapa.

Iban diez minutos cuando Gabriel Alanís apareció solo por el segundo palo. Definió bien, pero Romero respondió mejor, con la suerte que, tras el rebote, el delantero del Colectivero pegó su segundo tiro en palo. Alanís tuvo dos más: en una podía dar el pase atrás para que definiera Uvita Fernández pero eligió tirar una vaselina que salió torcida y dio en la parte externa de la red. Antes había intentado Barbona que tampoco pudo con el arquero.

A los 35 minutos, Nicolás Fernández tuvo una buenísima: recibió en el vértice del área chica y sacó una volea de zurda a quemarropa. Chiquito, a puro reflejo, estiró sus brazos y volvió a lucirse otra vez. «La de Uvita fue la más difícil», aceptó después.

Está claro que haber cedido la titularidad en el partido pasado, no afectó al arquero: «No estoy a esta altura de mi carrera para enojarme con un técnico si no juego, estoy para apoyar, buscar lo mejor para Boca y en eso estamos, porque somos un equipo que tira todos para adelante y que tenemos que estar listos para cuando nos toque».

“Estuvo lindo el partido, creo que Defensa y Justicia juega bien y nos hizo un partido difícil. Pude ayudar al equipo pero no sumamos los 3 puntos que necesitamos. Es fútbol y hay días que las cosas salen como hoy. Los muchachos hicieron un gran esfuerzo. No se perdió y es importante”, contó Romero.

Para cerrar una noche redonda, Chiquito Romero se dio el gusto de hablar de Dibu Martínez y agradecerle por las palabras que le dedicó en la semana y por la Copa América y el Mundial: «Hizo un gran trabajo, logró ser campeón de América y del Mundo y es un orgullo que sea el arquero de la Selección Argentina. Lo de Dibu en la Selección es admirable».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *