NEWS

EL SERVICIO ALIMENTARIO ESCOLAR GARANTIZA EL ACCESO A ALIMENTOS SANOS A MÁS DE 250.000 ESTUDIANTES

Spread the love

Más de 1700 instituciones educativas podrán ofrecer a sus estudiantes alimentos producidos localmente por productores de la agricultura familiar. Una Unidad de Control y Seguimiento, monitoreará tanto lo administrativo-contable como la calidad de los menúes y las situaciones nutricionales de las y los estudiantes.
Se trata de un nuevo sistema de organización de las políticas alimentarias que tiene como objetivo garantizar una alimentación de calidad para 250.000 niñas, niños y adolescentes de 1.778 instituciones educativas en los 70 municipios, fortaleciendo a una red de proveedores locales.
La iniciativa constituye un cambio de paradigma para la provincia, ya que permite pasar de la coordinación de merenderos escolares a un sistema integrado, que tiene como objetivos mejorar la calidad nutricional, fortalecer la red local y garantizar transparencia y eficacia en el servicio, con una inversión que supera los 8 mil millones de pesos.
En el marco del lanzamiento del SAE, el gobernador Capitanich valoró la importancia del programa, remarcando que, para aprender bien, las y los estudiantes “tienen que estar bien alimentados”, garantizando simultáneamente alimentación de calidad y empleo para productores y cooperativas, y permitiendo “que el dinero quede en las localidades”.
“De eso se trata esta política de Estado. Vamos a trabajar conjuntamente con los equipos de cada área y los intendentes e intendentas para avanzar con este proceso de transformación con el fin de que sea inalterable en el tiempo”, ratificó el mandatario.
El servicio promueve la calidad educativa a partir de la alimentación basada en alimentos frescos, saludables, producidos por 400 productores locales de la red de agricultura familiar, y con un sistema de control y monitoreo adecuado.
La calidad nutricional consiste en garantizar la disponibilidad y el acceso a alimentos con valor nutricional y asegurar una provisión estable de los mismos. Se busca así prevenir la malnutrición en todas sus formas, así como las enfermedades crónicas no transmisibles. A tal fin, el menú fue diseñado con el fin de aportar el 55% del requerimiento energético diario cubriendo un total de 1045 kilocalorías y 98% de proteínas.
Siguiendo la meta del requerimiento energético diario, alcanzando las proteínas y kilocalorías deseables en una dieta saludable, el menú diseñado incluye: leche en polvo; yogurt; jamón, avena, copos de maíz sin azúcar, pasta de maní, huevo, miel o azúcar, dulce de batata o membrillo, cacao en polvo, mermelada, frutas de estación, arroz, yerba mate, pan y sus derivados, dulce de leche, polenta, tallarines, pollo, carne, papa, zanahorias, cebolla, zapallo, tomate, lechuga y rúcula.
La publicidad de menús es obligatoria, para que cada familia sepa lo que sus hijos e hijas consumen, y los alimentos que se producen deben ser compatibles y respetuosos con los sabores ancestrales, protección del ambiente, y cultura de cada comunidad.
Asimismo, con el objetivo de incluir a 80 consorcios que alcanzan a 4.000 campesinos; 30 cooperativas que incluyen a 360 trabajadores; 25 unidades productivas individuales o familiares, 255 comercios de cercanía, y 10 pequeñas y medianas empresas, así como también el Centro de Industriales Panaderos, se comprará a quienes formen parte del Registro Provincial de Proveedores del Estado inscriptos en AFIP y ATP, y que cuenten con Certificado para Contratar y las habilitaciones municipales que pudiesen corresponder, de acuerdo al rubro.
A los fines de realizar un control vinculado a lo administrativo-contable, a la calidad del servicio (cumplimiento de los menús nutricionales) y un control nutricional de las y los estudiantes, se conformará una unidad de control y seguimiento. La misma estará integrada por los ministerios de Desarrollo Social, Educación y Salud Pública, en conjunto con los gobiernos locales y las comunidades educativas. Para ello se habilitará una línea gratuita (0800-4440-019) donde alumnos, padres o docentes podrán realizar denuncias o reclamos.
“Para prevenir enfermedades crónicas no transmisibles es absolutamente indispensable tener a disposición alimentos frescos y saludables como parte del derecho a la alimentación sana, y por otro lado actividad física que promueva vida saludable”, reflexionó Capitanich.
En ese aspecto, “un plan de servicio alimentario escolar de esta naturaleza, sistémico, holístico e integral, permite atacar de raíz un problema serio desde el proceso de formación de los niños y niñas de cero a cinco años”, concluyó el mandatario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *