NEWS

CUMPLE 23 AÑOS MARÍA BECERRA: LA CHICA QUE SUFRIÓ BULLYING Y ABUSOS PORQUE QUISO SER CARPINTERA

Spread the love

Cuando María Becerra convenció a sus padres de que la anotaran en un colegio técnico de Quilmes -su ciudad- porque quería ser carpintera, nunca imaginó que esa sería una de las peores decisiones de su vida. En toda la escuela había solo otra chica y ese ambiente dominado por varones le costó atravesar varias situaciones de bullying y abusos.

A pesar de esa etapa difícil de su adolescencia, logró cumplir su sueño en la industria musical y, a sus 23 años -nació el 12 de febrero de 2000-, es una de las artistas más reconocidas de la Argentina. Las estadísticas son elocuentes: más de 21,5 millones de oyentes mensuales en Spotify, 3,95 millones de suscriptores y casi 2 mil millones de reproducciones totales en su canal de YouTube y más de 11 millones de seguidores en su cuenta Instagram.

María Becerra: bullying y abusos

“La pase muy mal en el colegio con mucho bullying y situaciones feas. El 2012 fue el peor año de mi vida”, aseguró la joven cantante durante su paso como invitada en el programa televisivo PH, Podemos Hablar.

La joven cantante recordó lo mal que la pasó en el secundario. (Foto: Instagram/@maria_becerra)

Y brindó detalles de ese mal momento de su vida: “A mí me gustaba mucho la carpintería. Mi hermano fue a un técnico. Se recibió de técnico electrónico. A mí me gustaba verlo hacer eso, quería ser productiva en eso. Hacerme mi casa de muñecos. Entonces les dije a mis viejos que quería ir a un técnico. Mis papás no querían, pero les hinche tanto que me anotaron. Maldito el día en que me anotaron porque la pasé muy mal”.

“Éramos solo dos chicas entre 400 varones en todo el colegio. Antes era típico que vayas caminando y los compañeros te tocaran el culo. Te manosearan en el boliche, en el colegio. Era así. Yo estaba todos los días en la oficina, quejándome. Y ¡me mandaban a mí con la psicopedagoga! La misma preceptora me decía: ‘¿No pensaste en no usar jean?’ Me decían que trajera ropa holgada. Y ahí fue que nació mi obsesión por usar ropa holgada. Hoy en día no me pongo un vestido ni de caño. No me pongo short. No me pongo polleras”.

El maltrato no solo fue verbal, sino que en algunas ocasiones cruzó el límite físico: “Me pegaban feo, me tenían de punto. No le decía nada a mi mamá porque me hacían creer que era yo la culpable. He llegado a mi casa moretoneada, cortado el labio y mi mamá me preguntaba y yo siempre le metía excusas”.

Todo cambió cuando intentaron abusar sexualmente de ella. Entonces no aguantó más y contó el sufrimiento que soportaba cada día en el colegio. “Nunca le dije a mi mamá hasta que una vez cinco compañeros, que eran los que me pegaban siempre, me llevaron al baño y me tenían uno de cada mano. Me tenían las piernas y me empezaron a querer sacar la ropa. Quisieron abusar de mí”, recordó.

María Becerra en la portada de Vogue. (Foto: Instagram/@mariabecerra).
María Becerra en la portada de Vogue. (Foto: Instagram/@mariabecerra).

Y continuó: “Pasó una preceptora, yo estaba gritando y fue la nada misma. Me salvó que tocara el timbre y terminara el recreo. Me acuerdo que llegué llorando a mi casa, le conté a mi mamá y al otro día hizo el quilombo de su vida”.

Las vueltas de la vida hicieron que uno de los jóvenes que más la había maltratado durante su adolescencia le hablara con buena onda a través de las redes sociales cuando ella comenzó a ganar fama.

“Me empezó a escribir como si nada. ‘Hola, yo era tu compañero. Mirá ahora, ja, ja, sos reconocida, todo bien’, tipo así. No lo podía creer y yo le dije ‘¿vos no te acordás que sos el que me pegaba en el colegio?’. ‘¿No te acordás cómo me pegabas? ¿Cómo me hablás?”, le puse. Cuando leí ese mensaje me quebré mal, me puse re mal. Me trajo todos esos recuerdos y lo mandé a la mierda. No sé qué me contestó a eso porque me dediqué a esquivarlo. A negarlo”, contó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *