NEWS

LA AUTOPSIA REVELÓ QUE SUSANA CÁCERES FUE ABUSADA SEXUALMENTE

Spread the love

El resultado de la autopsia a Susana Cáceres, la mujer encontrada asesinada a la vera de la colectora del camino del Buen Ayre y el río Reconquista en Moreno, indicó que fue abusada sexualmente.

Además, confirmó que fue ultimada con múltiples heridas punzo cortantes, hematomas en el cuerpo, un golpe en la cabeza con un objeto contundente, asfixiada y con data de muerte de entre 3 a 10 días al hallazgo, tal como lo adelantó el informe preliminar.

Tras la autopsia, el cuerpo de Cáceres fue entregado a la familia para cumplimentar los trámites para su inhumación.

Cómo avanza la investigación

La fiscal Luisa Pontecorvo, jefa de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial de Moreno-General Rodríguez, pidió nuevamente otras imágenes de cámaras de seguridad de la zona al hallazgo y espera los resultados de pericias nuevos.

«Se tiene que investigar de cero porque no hay sospechosos aun del asesinato. Tenemos que seguir lo que indique el informe forense para avanzar», contó un vocero judicial.

El hallazgo ocurrió pasadas las 13 de ayer en medio de pastizales, a la vera del río Reconquista, a metros del Camino del Buen Ayre, en jurisdicción de ese distrito de la zona oeste del conurbano, y el cuerpo fue reconocido por sus familiares.

Las fuentes informaron que el reconocimiento se logró en base a un tatuaje con el símbolo de «Chevrolet» que llevaba Cáceres en uno de sus antebrazos y la vestimenta que tenía puesta antes de desaparecer.

La sospecha de los investigadores es que se trata de una escena secundaria, es decir que la pudieron haber matado en otro lugar y arrojado el cadáver donde finalmente fue encontrado.

Susana Cáceres, madre de cuatro hijos y de 42 años de edad, salió de su casa de la localidad de Villa Trujui el martes 8, cerca de las 16, y dejó a la menor de sus hijas, una beba de un año y medio, al cuidado de su madre.

«Ahí vengo má», le dijo a la mujer antes de ir a pagar una deuda por unos electrodomésticos que había comprado la semana anterior.

La última vez que fue vista fue la madrugada del miércoles 9 de noviembre, en el barrio de Mariló, en Moreno, y vestía un short de jean azul y zapatillas negras.

Ante testimonios que indicaron que la mujer estaba con unas personas a bordo de una camioneta, se secuestró el vehículo y fueron citados a declarar su ex pareja y los hermanos de ésta.

A su vez, los policías bonaerenses realizaron rastrillajes en cuatro lugares de Moreno: el domicilio de Cáceres, el de Peralta, la canchita «Los Apaches» y el barrio Candia.

Además, los pesquisas realizaron el relevamiento de cámaras públicas y privadas y sobre sus redes sociales, para conocer sus movimientos previos a la desaparición, aunque por el momento sin resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *